ANTONIO MEDRANO: LA LUCHA CON EL DRAGÓN

 

ANTONIO MEDRANO:

 

LA LUCHA CON EL DRAGÓN

 

 

 

Publicado en Antonio Medrano, Cultura | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Ideología de género contra el sentido común

https://www.youtube.com/watch?v=MJu3wgyjCzA

 

https://youtu.be/MJu3wgyjCzA

 

Ideología de género contra el sentido común

Publicado en Antropología | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

“…el crimen contra Siria…” (titular de “BERLIN CONFIDENCIAL”)

Pronto han asomado las veleidades militaristas de carnicero global del nuevo jeque imperialista de Gringolandia, Donald Trump. Utilizando nuevamente la patraña infame de un supuesto ataque con armas químicas por parte del Ejército árabe sirio contra la población de la localidad de Idlib, EEUU ha vuelto a hacer lo que mejor le define como voraz depredador imperialista: agredir a otros países para hacerse con el botín de sus sucios objetivos geopolíticos. Ya sucedió en el pasado donde el imperio utilizó falsas banderas como el incidente del Golfo de Tomkin (Vietnam), el atentado a la discoteca La Belle (Berlín Oc.) que provocó posteriormente el bombardeo de Libia, la invasión-genocidio de Irak con las fabuladas “armas de destrucción masiva”, los autoatentados del 11-s, la agresión a Libia para deponer a Gadafi o esta farsa sangrienta de Siria donde Occidente está perpetrando un holocausto de mentiras y crímenes masivos no conocidos en décadas.

El recurrente uso de la utilización de “armas químicas” para señalar a los enemigos del imperialismo (particularmente, Siria) es una táctica marrullera pero sobre todo criminal que conlleva resultados sobre el terreno devastadores, tanto para la verdad como, fundamentalmente, para las vidas humanas, potenciales víctimas de una agresión militar de los globalistas. El más que probable falso ataque con armas químicas contra la población civil de Idlib es una fabricación vergonzosa que consta de las habituales mentiras urdidas por el eje euro-americano-sionista, diseminadas conscientemente por sus medios de desinformación y propaganda como una realidad atribuible al “régimen” sirio. La realidad inocultable del “affaire” de las “armas químicas” en Idlib es que resulta fácticamente imposible que Bashar Al Asad hubiera dado orden de aniquilar a su población con gases sarín sabiendo que se iba a encontrar con los matones mundiales a la vuelta de la esquina. Es un planteamiento aberrante, pero que ha circulado ampliamente por las pocilgas de Falsimedia, como era de prever, a ver si cuela entre los menos informados (que cada vez son menos).

Según Gordon Duff, editor senior de Veterans Today, asociaciones médicas suecas señalan que los cascos blancos asesinaron a niños utilizando falsos videos del ataque con gas a Idlib en contraposición a la fraudulenta versión oficial que nos dice que el “régimen” de Asad fue el autor de la supuesta masacre. Porque hay que convenir que aquí todo es posible…menos creerse la estafa proporcionada por Occidente y sus corifeos mediáticos. Las “pruebas” oficiales del ataque químico para desencadenar la agresión de EEUU a Siria han provenido de…los Cascos Blancos sirios, la afamada y siniestra organización humanitaria-terrorista de los “combatientes” de Al-Nusra (expertos en acumular armas químicas para utilizarlas contra los civiles) que se ha destacado por realizar montajes (repetidos) con niños que han resultado ser falsas víctimas de las bombas de Asad, aunque también algunos hablan de que los asesinan directamente, como veremos luego.

ASESINADO POR LOS CASCOS BLANCOS SIRIOS

Los llamados Cascos Blancos, de los que hice una amplia reseña hace un tiempo, están controlados totalmente por la CIA y el Reino Unido y, es sabido, operan siempre en territorio controlado por los degollacabezas que financian y arman EEUU, la OTAN, Turquía e Israel. Los Cascos blancos, afirma Duff, han recibido hasta 100 millones de dólares de la CIA y el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido. El asesinato y comercio con los niños es su ocupación y comparten sede con la Inteligencia Turca en la localidad de Gaziantep. Esta organización más que Defensa civil son “escuadrones de la muerte”. Perfecta definición para esta banda de criminales.

Hablando del régimen homicida turco…se ha quitado rápidamente el disfraz (decían que buscaba la “paz” para Siria al lado de Rusia e Irán) aplaudiendo a rabiar la agresión del amo americano (al igual que el gran asesino pansionista Netanyahu) y erigiéndose nada menos que en el supervisor del publicitado ataque o falsa bandera del gas sarín, autoencomendándose el régimen turco la realización de labores forenses sobre los supuestos cuerpos objeto del bombardeo “tóxico”. Otro fraude perverso más que añadir al montaje de los Cascos Blancos. Hay que recordar que el dictador Erdogan siempre comerció con el ISIS-CIA y trasladó terroristas a territorio sirio para impulsar la guerra de terror contra Damasco, según las directrices marcadas desde Washington. Turquía, por tanto, es y será un actor principal en la estrategia occidental de arrasar Siria.

Lo cierto es que los terroristas “han vuelto a crear un escenario de falsa bandera parecido al ataque con armas químicas de Ghouta en 2013, en el que el Ejército sirio fue acusado de utilizar armas de destrucción masiva justo el mismo día que los inspectores de armas de las Naciones Unidas llegaron a Damasco”. La planificación de la trama para implicar a Siria en el uso de armas químicas “contra su propia población” se tuvo que urdir conjuntamente en Washington, Tel-Aviv y Londres. La narrativa, no hace falta decir, es igual de grotesca que la que emplearon para el Irak de Sadam Hussein o el otro evento “químico” que ocurrió en Ghouta.

La desfalsificación del burdo aparataje del “ataque químico” lo han evidenciado unos médicos suecos. Según cita Gordon Duff en VT: médicos suecos por los derechos humanos (swedhr.org) analizaron los videos del ataque y el rescate de las víctimas después de un supuesto bombardeo de las fuerzas del gobierno sirio. Los médicos descubrieron que los videos fueron falsificados e incluso se escuchaban instrucciones para una puesta en escena, mientras que el supuesto “rescate” de cuerpos en realidad se trató de un asesinato. A primera vista parecía que el niño que aparecía en video de los Cascos Blancos estaba muerto. Sin embargo, después de una investigación más amplia, nuestro equipo comprobó que el niño estaba inconsciente por una sobredosis de opiáceos. El video muestra al niño recibiendo inyecciones en su pecho, tal vez en el área del corazón  y finalmente es asesinado mientras se le está administrando una inyección de adrenalina que claramente se ve que es falsa. Esto fue un asesinato.

Las pruebas de los médicos suecos son concluyentes para descabezar la farsa orquestada por los terroristas de casco blanco (pantomima que ha servido, una vez más, para que el imperialismo ataque directamente a otro país). Cito algunas de esas conclusiones:

  • Lo más revelador del video sobre el niño-víctima mostrado por los Cascos Blancos son las falsas inyecciones, repetidas, de adrenalina, supuestamente aplicadas en su corazón. El personal médico, y creo que con seguridad podemos llamar a los actores presentes en este momento, no pudo empujar el émbolo sobre la aguja. Por lo tanto, el contenido de la jeringa nunca fue inyectado como es claramente visible en el propio video.
  • El diagnóstico que se percibe, por un equipo de expertos médicos, basado en lo observado en el video, indica que el niño habría sido inyectado con opiáceos y probablemente estaba muriendo en ese momento de una sobredosis. No hay evidencia de que haya sido objeto de otro agente, químico o de otro tipo.
  • Ninguno de los niños que aparecen en los videos mostró ningún signo de ser víctima de un ataque químico.
  • Está claro que la inyección falsa con una aguja administrada a través de los puntos de sutura asesinó al niño del video. Esta fue una matanza intencional organizada para aparecer como que se le estaba suministrando un tratamiento médico.
  • Detrás de la traducción falsa de los videos, se realizaron instrucciones escénicas para colocar al niño frente el vídeo, no para darle tratamiento médico.

Señala la organización de médicos suecos que el presidente de dicha asociación, Marcello Ferrada de Noli, publicó a principios de marzo de 2017 un artículo con un análisis demoledor sobre el modus operandi de los criminales de casco blanco: “Médicos suecos para los derechos humanos: acerca de los vídeos de los Cascos blancos, manipulación macabra de niños muertos y escenificación. Ataque de armas químicas para justificar una “zona de exclusión aérea” en Siria “.

La novedad, si así puede llamarse, de las conclusiones de los médicos suecos del SWEDHR es que esta vez los niños “rescatados casi moribundos” del “gas sarín” por los Cascos Blancos fueron asesinados por estos últimos en vez de utilizarlos como hacían habitualmente, es decir, usándolos como actores de crisis o atrezzo. Como apunta Mimi Al Laham Los Cascos Blancos filmaron gran parte de las imágenes que fueron publicitadas como ataque químico. Los Cascos Blancos han sido conocidos por haber filmado videos con falsas operaciones de “rescate” en el pasado. Sin embargo, esta vez parece que los niños fueron efectivamente asesinados para la realización de esta “campaña mediática”. Se sabe que 250 personas fueron secuestradas por Al-Qaeda la semana pasada en la cercana ciudad de Hama, que es el mismo número que corresponde al actual de muertos y civiles heridos.

De las manoseadas “armas químicas” Laham cita incluso al periodista Seymour Hersch, quién ya habló de que informes de inteligencia mostraban a rebeldes contrabandeando armas químicas procedentes de Libia las cuales eran enviadas hacia Turquía con la aprobación de Hillary Clinton.

Demasiado evidente, demasiado revelador, demasiado repugnante como para no afirmar que estamos en manos de unos psicópatas globalistas que en nada envidiarían a sus mentores del III Reich.

DESPUÉS DE LA AGRESIÓN IMPERIAL LLEGA LA DISTRACCIÓN MASIVA DE GLADIO B EN ESTOCOLMO

Ya saben, se ha producido otro tongo más del terrorismo de falsa bandera en Europa. Esta vez la ponzoña globalista se ha ido a un país nórdico, Suecia (otra vieja conocida de Gladio –Olof Palme-), donde sus protegidos del ISIS (más exactamente zombies amaestrados o chivos expiatorios de libro) han vuelto a “actuar” con la misma “técnica” rocambolesca-chapucera de utilizar un camión con el que van embistiendo al personal normal y corriente en una calle cualquiera, con un resultado siempre dramático de muertos y heridos. Qué “extraño” verdad…nunca esos “crudos” y “sádicos” “islamistas” (solitarios o no) han atentado contra un centro de poder político, militar o de inteligencia de Occidente a los que siempre sortean con extraordinaria habilidad…Es más, tienen predilección por atacar a los países que les dan armas y dinero, los que están bombardeando al ejército de Asad, su “enemigo” jurado número uno.

En fín, que no me voy a detener con esta nueva chirigota despreciable del Gladio B. Pero…¿recuerdan el asesinato del embajador ruso en Ankara y el atentado de Berlín coincidentes en el tiempo? Más o menos Siria y Estocolmo vienen a ser lo mismo. La misma basura criminal, el mismo ritual utilizado en anteriores atentados de falsa bandera, la misma estrategia de tensión y calculada maniobra de distracción…..y, también,…más carne para las fieras.

===

EEUU y sus aliados del crimen contra Siria y el mundo: el montaje terrorista de los Cascos Blancos

2 COMENTARIOS:

EEUU y sus aliados del crimen contra Siria y el mundo: el montaje terrorista de los Cascos Blancos

Pronto han asomado las veleidades militaristas de carnicero global del nuevo jeque imperialista de Gringolandia, Donald Trump. Utilizando nuevamente la patraña infame de un supuesto ataque con armas químicas por parte del Ejército árabe sirio contra la población de la localidad de Idlib, EEUU ha vuelto a hacer lo que mejor le define como voraz depredador imperialista: agredir a otros países para hacerse con el botín de sus sucios objetivos geopolíticos. Ya sucedió en el pasado donde el imperio utilizó falsas banderas como el incidente del Golfo de Tomkin (Vietnam), el atentado a la discoteca La Belle (Berlín Oc.) que provocó posteriormente el bombardeo de Libia, la invasión-genocidio de Irak con las fabuladas “armas de destrucción masiva”, los autoatentados del 11-s, la agresión a Libia para deponer a Gadafi o esta farsa sangrienta de Siria donde Occidente está perpetrando un holocausto de mentiras y crímenes masivos no conocidos en décadas.

El recurrente uso de la utilización de “armas químicas” para señalar a los enemigos del imperialismo (particularmente, Siria) es una táctica marrullera pero sobre todo criminal que conlleva resultados sobre el terreno devastadores, tanto para la verdad como, fundamentalmente, para las vidas humanas, potenciales víctimas de una agresión militar de los globalistas. El más que probable falso ataque con armas químicas contra la población civil de Idlib es una fabricación vergonzosa que consta de las habituales mentiras urdidas por el eje euro-americano-sionista, diseminadas conscientemente por sus medios de desinformación y propaganda como una realidad atribuible al “régimen” sirio. La realidad inocultable del “affaire” de las “armas químicas” en Idlib es que resulta fácticamente imposible que Bashar Al Asad hubiera dado orden de aniquilar a su población con gases sarín sabiendo que se iba a encontrar con los matones mundiales a la vuelta de la esquina. Es un planteamiento aberrante, pero que ha circulado ampliamente por las pocilgas de Falsimedia, como era de prever, a ver si cuela entre los menos informados (que cada vez son menos).

Según Gordon Duff, editor senior de Veterans Today, asociaciones médicas suecas señalan que los cascos blancos asesinaron a niños utilizando falsos videos del ataque con gas a Idlib en contraposición a la fraudulenta versión oficial que nos dice que el “régimen” de Asad fue el autor de la supuesta masacre. Porque hay que convenir que aquí todo es posible…menos creerse la estafa proporcionada por Occidente y sus corifeos mediáticos. Las “pruebas” oficiales del ataque químico para desencadenar la agresión de EEUU a Siria han provenido de…los Cascos Blancos sirios, la afamada y siniestra organización humanitaria-terrorista de los “combatientes” de Al-Nusra (expertos en acumular armas químicas para utilizarlas contra los civiles) que se ha destacado por realizar montajes (repetidos) con niños que han resultado ser falsas víctimas de las bombas de Asad, aunque también algunos hablan de que los asesinan directamente, como veremos luego.

ASESINADO POR LOS CASCOS BLANCOS SIRIOS

Los llamados Cascos Blancos, de los que hice una amplia reseña hace un tiempo, están controlados totalmente por la CIA y el Reino Unido y, es sabido, operan siempre en territorio controlado por los degollacabezas que financian y arman EEUU, la OTAN, Turquía e Israel. Los Cascos blancos, afirma Duff, han recibido hasta 100 millones de dólares de la CIA y el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido. El asesinato y comercio con los niños es su ocupación y comparten sede con la Inteligencia Turca en la localidad de Gaziantep. Esta organización más que Defensa civil son “escuadrones de la muerte”. Perfecta definición para esta banda de criminales.

Hablando del régimen homicida turco…se ha quitado rápidamente el disfraz (decían que buscaba la “paz” para Siria al lado de Rusia e Irán) aplaudiendo a rabiar la agresión del amo americano (al igual que el gran asesino pansionista Netanyahu) y erigiéndose nada menos que en el supervisor del publicitado ataque o falsa bandera del gas sarín, autoencomendándose el régimen turco la realización de labores forenses sobre los supuestos cuerpos objeto del bombardeo “tóxico”. Otro fraude perverso más que añadir al montaje de los Cascos Blancos. Hay que recordar que el dictador Erdogan siempre comerció con el ISIS-CIA y trasladó terroristas a territorio sirio para impulsar la guerra de terror contra Damasco, según las directrices marcadas desde Washington. Turquía, por tanto, es y será un actor principal en la estrategia occidental de arrasar Siria.

Lo cierto es que los terroristas “han vuelto a crear un escenario de falsa bandera parecido al ataque con armas químicas de Ghouta en 2013, en el que el Ejército sirio fue acusado de utilizar armas de destrucción masiva justo el mismo día que los inspectores de armas de las Naciones Unidas llegaron a Damasco”. La planificación de la trama para implicar a Siria en el uso de armas químicas “contra su propia población” se tuvo que urdir conjuntamente en Washington, Tel-Aviv y Londres. La narrativa, no hace falta decir, es igual de grotesca que la que emplearon para el Irak de Sadam Hussein o el otro evento “químico” que ocurrió en Ghouta.

La desfalsificación del burdo aparataje del “ataque químico” lo han evidenciado unos médicos suecos. Según cita Gordon Duff en VT: médicos suecos por los derechos humanos (swedhr.org) analizaron los videos del ataque y el rescate de las víctimas después de un supuesto bombardeo de las fuerzas del gobierno sirio. Los médicos descubrieron que los videos fueron falsificados e incluso se escuchaban instrucciones para una puesta en escena, mientras que el supuesto “rescate” de cuerpos en realidad se trató de un asesinato. A primera vista parecía que el niño que aparecía en video de los Cascos Blancos estaba muerto. Sin embargo, después de una investigación más amplia, nuestro equipo comprobó que el niño estaba inconsciente por una sobredosis de opiáceos. El video muestra al niño recibiendo inyecciones en su pecho, tal vez en el área del corazón  y finalmente es asesinado mientras se le está administrando una inyección de adrenalina que claramente se ve que es falsa. Esto fue un asesinato.

Las pruebas de los médicos suecos son concluyentes para descabezar la farsa orquestada por los terroristas de casco blanco (pantomima que ha servido, una vez más, para que el imperialismo ataque directamente a otro país). Cito algunas de esas conclusiones:

  • Lo más revelador del video sobre el niño-víctima mostrado por los Cascos Blancos son las falsas inyecciones, repetidas, de adrenalina, supuestamente aplicadas en su corazón. El personal médico, y creo que con seguridad podemos llamar a los actores presentes en este momento, no pudo empujar el émbolo sobre la aguja. Por lo tanto, el contenido de la jeringa nunca fue inyectado como es claramente visible en el propio video.
  • El diagnóstico que se percibe, por un equipo de expertos médicos, basado en lo observado en el video, indica que el niño habría sido inyectado con opiáceos y probablemente estaba muriendo en ese momento de una sobredosis. No hay evidencia de que haya sido objeto de otro agente, químico o de otro tipo.
  • Ninguno de los niños que aparecen en los videos mostró ningún signo de ser víctima de un ataque químico.
  • Está claro que la inyección falsa con una aguja administrada a través de los puntos de sutura asesinó al niño del video. Esta fue una matanza intencional organizada para aparecer como que se le estaba suministrando un tratamiento médico.
  • Detrás de la traducción falsa de los videos, se realizaron instrucciones escénicas para colocar al niño frente el vídeo, no para darle tratamiento médico.

Señala la organización de médicos suecos que el presidente de dicha asociación, Marcello Ferrada de Noli, publicó a principios de marzo de 2017 un artículo con un análisis demoledor sobre el modus operandi de los criminales de casco blanco: “Médicos suecos para los derechos humanos: acerca de los vídeos de los Cascos blancos, manipulación macabra de niños muertos y escenificación. Ataque de armas químicas para justificar una “zona de exclusión aérea” en Siria “.

La novedad, si así puede llamarse, de las conclusiones de los médicos suecos del SWEDHR es que esta vez los niños “rescatados casi moribundos” del “gas sarín” por los Cascos Blancos fueron asesinados por estos últimos en vez de utilizarlos como hacían habitualmente, es decir, usándolos como actores de crisis o atrezzo. Como apunta Mimi Al Laham Los Cascos Blancos filmaron gran parte de las imágenes que fueron publicitadas como ataque químico. Los Cascos Blancos han sido conocidos por haber filmado videos con falsas operaciones de “rescate” en el pasado. Sin embargo, esta vez parece que los niños fueron efectivamente asesinados para la realización de esta “campaña mediática”. Se sabe que 250 personas fueron secuestradas por Al-Qaeda la semana pasada en la cercana ciudad de Hama, que es el mismo número que corresponde al actual de muertos y civiles heridos.

De las manoseadas “armas químicas” Laham cita incluso al periodista Seymour Hersch, quién ya habló de que informes de inteligencia mostraban a rebeldes contrabandeando armas químicas procedentes de Libia las cuales eran enviadas hacia Turquía con la aprobación de Hillary Clinton.

Demasiado evidente, demasiado revelador, demasiado repugnante como para no afirmar que estamos en manos de unos psicópatas globalistas que en nada envidiarían a sus mentores del III Reich.

DESPUÉS DE LA AGRESIÓN IMPERIAL LLEGA LA DISTRACCIÓN MASIVA DE GLADIO B EN ESTOCOLMO

Ya saben, se ha producido otro tongo más del terrorismo de falsa bandera en Europa. Esta vez la ponzoña globalista se ha ido a un país nórdico, Suecia (otra vieja conocida de Gladio –Olof Palme-), donde sus protegidos del ISIS (más exactamente zombies amaestrados o chivos expiatorios de libro) han vuelto a “actuar” con la misma “técnica” rocambolesca-chapucera de utilizar un camión con el que van embistiendo al personal normal y corriente en una calle cualquiera, con un resultado siempre dramático de muertos y heridos. Qué “extraño” verdad…nunca esos “crudos” y “sádicos” “islamistas” (solitarios o no) han atentado contra un centro de poder político, militar o de inteligencia de Occidente a los que siempre sortean con extraordinaria habilidad…Es más, tienen predilección por atacar a los países que les dan armas y dinero, los que están bombardeando al ejército de Asad, su “enemigo” jurado número uno.

En fín, que no me voy a detener con esta nueva chirigota despreciable del Gladio B. Pero…¿recuerdan el asesinato del embajador ruso en Ankara y el atentado de Berlín coincidentes en el tiempo? Más o menos Siria y Estocolmo vienen a ser lo mismo. La misma basura criminal, el mismo ritual utilizado en anteriores atentados de falsa bandera, la misma estrategia de tensión y calculada maniobra de distracción…..y, también,…más carne para las fieras.

Navegador de artículos

2 PENSAMIENTOS EN “EEUU Y SUS ALIADOS DEL CRIMEN CONTRA SIRIA Y EL MUNDO: EL MONTAJE TERRORISTA DE LOS CASCOS BLANCOS”

  1. Respecto a lo que cuentas sobre Hama, no es que lo desprecien públicamente los grandes medios de las oligarquías; sencillamente es que, hasta donde sé, no han dicho ni media palabra de gente capturada por “La Base” ni nada por el estilo. Ya se sabe que a los psicópatas les importa un comino la pura verdad. En cuanto a lo de Estocolmo, aparte de ser una muy cutre operación de bandera falsa, los medios de incomunicación aludidos se han cuidado bien de tapar que el Rey de Suecia no hace mucho tiempo aún espió sucia e impunemente a sus suequísimos súbditos. Pero claro, como Falsimedia ha reiterado recientemente, Sverige es un paraíso social en que REINA el más escrupuloso respeto hacia los derechos humanos. En fin: la misma macromierda de siempre. Mentiras y más mentiras para sacrificar, bajo el pretexto del terror que las elites crean, la libertad del pueblo en aras de la seguridad. Quieren controlar a la población por motivos varios; pero ninguno de ellos decente, sin duda. El Infierno es la OTAN misma.

    Saludos rafaelianos.

    Me gusta

    • El timo de la socialdemocracia sueca siempre lo han vendido algunos progres como algo ejemplar, blablabla…Suecia trabajó activamente con Gladio para impedir que nadie se saliera del guión. Lo hizo, tímidamente, Olof Palme y lo liquidaron sin contemplaciones. Lo de Estocolmo es seguir apuntalando la dictadura global de seguridad…controles y más controles abusivos..ya que tenemos al listo de la yihad aquí al lado…..o, seamos serios, lo tienen ellos preparado para montar otra desvergüenza de falsa bandera.

      Salud

Publicado en Antropología, Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

La Eugenesia, en 1916

La caída de la gran raza

La eugenesia fue una corriente poderosa, y el libro de Madison Grant, la biblia de Hitler, su estandarte

Publicado en ALEMANIA, Amor, Antropología | Etiquetado | Deja un comentario

Desublimación represiva

Desublimación represiva

Juan Manuel De Prada

ANIMALES DE COMPAÑÍA

Con este término un poco abstruso, Herbert Marcuse designaba un proceso específico a través del cual las nuevas formas de tiranía, disfrazadas de democracia, consolidan su dominación sobre las masas, de manera mucho más eficiente que cualquier forma pretérita de absolutismo, y sin necesidad de recurrir al terror, contando incluso con el beneplácito gustoso de los sometidos. Mediante esta «desublimación  represiva» se logra, en definitiva, aquel nuevo totalitarismo anticipado por Aldous Huxley, en el que los «amos del mundo» ya pueden colmar plenamente sus anhelos de poder sin cachiporras ni cárceles, logrando que «la gente ame su servidumbre».

Marcuse se refiere a esta «desublimación represiva» en varias de sus obras. Su objetivo es crear una sociedad de hombres que abandonan los ideales y aspiraciones que los hacen fuertes para conformarse con la satisfacción de unas necesidades condicionadas o inducidas por los intereses de la élite dominante. Así, el hombre queda despojado de toda personalidad, hasta convertirse en un ser «unidimensional», que abreva los entretenimientos y recompensas que esa élite le brinda, entre los que el consumo bulímico y una dependencia tecnológica cada vez más absorbente ocupan un lugar privilegiado. Marcuse consideraba que la sociedad tecnológica reforzaba la dominación de las masas; y que lograba debilitar la «energía erótica» del hombre (que para Marcuse es la fuente de la actividad artística y cultural), a la vez que volvía su sexualidad más intensa y tiránica. A esta «liberación de la sexualidad en modos y formas que reducen la energía erótica» es a lo que Marcuse llamaba «desublimación represiva»: cuanto mayor es la liberación de la sexualidad que logran los hombres, más pálida y desfalleciente se torna su capacidad de protesta, más abyecta su sumisión al poder. Por supuesto, el planteamiento de Marcuse bebe de turbias aguas freudianas, y sus conclusiones son en parte discutibles; pero su concepto de «desublimación represiva» es de una vigencia que asusta. Pues aquella «liberación de la sexualidad» que denunciaba Marcuse no había alcanzado todavía cuando escribió sus libros el grado de sofisticación anestesiante de nuestra época.

Nunca, en efecto, como en nuestra época se había logrado imponer de forma más eficaz esa «desublimación represiva». A ello han contribuido la infestación pornográfica favorecida por las nuevas tecnologías, la proliferación de los derechos de bragueta y el florecimiento de un batiburrillo de ideologías “identitarias2 (feminismos, homosexualismos, ideologías de género, etcétera) que han desactivado por completo la vieja “lucha de clases”, atomizándola en un enjambre de egoístas luchas sectoriales, a la vez que han destruido por completo los “cuerpos intermedios” (empezando, por supuesto, por la familia), dejando a las personas más solas y desvinculadas que nunca, absortas en la exaltación de su sexualidad polimorfa. Así, en esta nueva fase de la «desublimación represiva», ya no queda energía para cambiar las estructuras opresoras (que, además, ni siquiera son percibidas como tales), ya no quedan fuerzas ni cohesión social para reclamar mejores condiciones laborales, formas de vida más enaltecedoras o instituciones políticas menos corruptas. Porque toda esa energía ha sido encauzada muy inteligentemente hacia una liberación de la sexualidad que nos tiene gratamente satisfechos, mientras nos masturbamos ante la pantalla del ordenador, mientras cambiamos de pareja o de sexo, mientras combinamos sexos y parejas, mientras abortamos como quien se quita una verruga, mientras indagamos nuestras copiosas y cambiantes identidades de género. Y como, además, todas estas nuevas formas de «desublimación represiva» evitan o dificultan la procreación, la tornan enojosa o indeseable (o, por el contrario, codiciosa y exclusiva, como una modalidad más de consumo), ni siquiera tenemos que preocuparnos por dejar a nuestros hijos un mundo mejor, ni siquiera tenemos que preocuparnos por reclamar mejores condiciones laborales, formas de vida más enaltecedoras o instituciones políticas menos corruptas. Nunca la gente había amado tanto su servidumbre.

Así podemos dedicar todas nuestras (exhaustas) energías a reclamar más derechos de bragueta, penes y vulvas de repuesto, penevulvas y vulvapenes reversibles, hasta quedarnos sin luchas, sin clases, sin padres, sin hijos, sin raíces, sin historia, prisioneros de nuestra bragueta, alfeñiques inocuos en manos de marionetistas que nos miran benévolos, y se carcajean.

===

http://www.xlsemanal.com/firmas/20170320/juan-manuel-de-prada-desublimacion-represiva.html

Publicado en Antropología | Etiquetado , , | Deja un comentario

Algunas Confesiones íntimas de Lina Betancurt

 

Una manera diferente de felar (chupar)

No es ser puta es ser Diosa.

 

 

 

Tipos de miembro. De sangre y de Carne

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Emisión en directo de Lina Betancurt desde TUPUNTOSEX

Emisión en directo de Lina Betancurt desde TUPUNTOSEX

Publicado en Amor, Sexualidad | Deja un comentario
A %d blogueros les gusta esto: