7 de Noviembre de 2012: Otro ataque al Matrimonio

MATRIMONIO HOMOSEXUAL

Matrimonio como parodia

Por Pío Moa

Manifestación gay en San Francisco
El matrimonio entre homosexuales es algo tan improbable como las partidas de ping-pong entre ciegos. Naturalmente, nunca se han permitido o prohibido tales partidas, como tampoco el matrimonio de homosexuales: simplemente no se concebía la idea. Pero a algún político espabilado puede ocurrírsele explotar la sentimentalidad social y movilizar a los ciegos arguyendo que se les discrimina. ¿Por qué no van a tener el mismo derecho a ocupar las mesas de ping pong que los que ven?
¿No es una opresión y una afrenta a su dignidad el hecho de que no se les reconozca explícitamente su derecho a tal juego, o a jugar al fútbol?¿No demuestran esas discriminaciones que estamos todavía lejos de ser una sociedad con igualdad de derechos? ¿Acaso la sociedad en su conjunto no mejoraría su calidad democrática admitiendo ese derecho de los ciegos? ¡La igualdad de derechos no admite recortes! Estas demagogias se han vuelto muy habituales, y muy cultivadas especialmente –y no es casualidad—por los mismos individuos y partidos que pretendían enterrar a Montesquieu o que protagonizaron la mayor corrupción del siglo XX en España.
Pero lo que no puede ser no puede ser, y el reconocimiento de tales “derechos”, en la práctica, sólo es posible desvirtuando el sentido de las palabras y transformando en parodia los actos a que se refieren (el ping pong en nuestro ejemplo, o el matrimonio). Y creo que precisamente de esto se trata. El matrimonio de homosexuales sólo puede ser una parodia del matrimonio real, y su oficialización y equiparación legal una manera de degradar éste.
¿De dónde viene ese interés de personajes como Rodríguez, Zerolo, Gallardón y compañía por desvirtuar, degradar y convertir en farsa una institución tenida siempre por sagrada o al menos muy seria, base de la propia supervivencia humana en civilización? En unos casos obran resentimientos particulares explotados por los demagogos, pero su sentido político parte de una tradición muy asentada en la izquierda mesiánica: su aversión a la familia, junto con la religión y la propiedad privada. La abolición de la propiedad privada ha fracasado debido a la experiencia de los regímenes comunistas, y casi nadie la defiende hoy abiertamente (aunque persiste de muchas formas, como la tendencia a primar al burócrata supuestamente distribuidor de la riqueza sobre el empresario que la crea). En cambio el odio a la familia (no digamos a la religión), permanece íntegro, bien manifiesto en multitud de actitudes como el desprecio por la mujer que se ocupa de su hogar y de educar a sus hijos, el desdén por la procreación misma, la consideración de los niños como algo aproximado a mascotas, o, en este caso, la farsante equiparación de la relación homosexual con el matrimonio normal.
Boda gay en ArgentinaPor supuesto, los argumentos demagógicos (es decir, pseudodemocráticos: la demagogia es la corrupción de la democracia) esgrimidos a favor del matrimonio homosexual pueden valer para cualquier cosa: ¿no pueden pedir los practicantes del bestialismo su derecho al matrimonio con su oveja o su perro preferido? ¿O los pedófilos? Y los musulmanes, ¿por qué no van a exigir la igualdad de derechos legalizando la poligamia? ¿Acaso no son todas ellas manifestaciones de amor? ¿Acaso no se sienten todos los practicantes de esas relaciones sexuales marginados y perjudicados, incluso psicológicamente dañados por las leyes de una sociedad cerrada, intolerante y cargada de prejuicios? Prejuicios de origen cristiano, para mayor descrédito en una sociedad “laica” a la que se quiere hacer odiar sus raíces ¿No aumentaría la calidad democrática y la tolerancia social, no enriquecería la misma cultura, el reconocimiento reconocer y aplicación de todas esas formas de matrimonio que, se quiera o no, existen, son un hecho?
Decía que una raíz de esta demagogia se encuentra en la tradicional aversión de la izquierda mesiánica a la familia y al matrimonio, a los cuales han procurado siempre desprestigiar, socavar y degradar. Otra raíz, muy relacionada con ésta, consiste en la reducción de la sexualidad a una mera diversión: ¿por qué no va a divertirse cada cual como le dé la gana, incluso con parodias y farsas como la que estamos viendo, para que rabien los “retrógrados”?

No hay que preocuparse, dirán algunos conciliadores, porque en la práctica habrá muy pocos de esos “matrimonios”, y también muy pocas adopciones de niños. Probablemente, porque la mayoría de los homosexuales carece de esas preocupaciones o de los resentimientos que llevan a sus autoproclamados representantes montar tales espectáculos –siempre beneficiosos para ciertos intereses particulares –. Pero no se trata de eso, sino de sentar un principio. El principio de que la familia carece de valor y de que su degradación significa progreso. Y no hay duda de que algunos progresan, generalmente con dinero público.

===
Nota de HIRANIA89: Coinciden varias circunstancias en el mismo día:
Desfile militar en la PLaza Roja para conmemorar el desfile habido en el año 1941.
Triunfo electoral, al parecer, de Obama, a quien hay que acusa de ser “gay”.
El diario “El Pais”, de Madrid, eufórico celebra: “El matrimonio gay es constitucional”, al referirse a que el PPSOE, es decir el Tribunal Constitucional  se ha tal como era de esperar, dada la presión internacional del “lobby gay”.
Por supuesto entre todas estas efemerides la única realmente masculina es el desfile de Moscú.
Anuncios

Acerca de tresmontes

soy un profesional freelance que ama la música, el arte, la belleza, el orden, la libertad y la verdad y el bien y la justicia.
Esta entrada fue publicada en EUROPA, Humor, Matrimonio, Sexualidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s