..un problema ético… y casi metafísico: el Mal y el Bien

Daniel-Pelka-014

Daniel Pelka fue torturado y obligado a pasar hambre durante seis meses. Ahora su madre y su padrastro han sido condenados de por vida. Daniel Pelka, de 4 años, vivía en Coventry, Reino Unido. Era un niño con cara de “ángel”, como le ha descrito su padre biológico, Eryk Pelka. Durante meses sufrió abusos por parte de su madre, Magdelena Luczak y de la pareja de esta, Mariusz Krezolek, ambos de origen polaco y con fuerte adicción al alcohol y las drogas. Como señala el diario ingles The Guardian, la pareja ha sido condenada a cadena perpetua por torturar, no alimentar y golpear hasta la muerte al niño.
El pequeño, que murió en marzo de 2012 por un golpe en la cabeza, vivía recluido en una pequeña habitación sin calefacción. No le alimentaban y le torturaban a base de baños de agua helada. Cuando creían que se había portado mal, le obligaban a correr alrededor de la casa. Su hermano ha llegado a declarar que más de una vez vio a los maltratadores intentando ahogar a Daniel.
En el colegio, el niño robaba el almuerzo a sus compañeros e incluso rebuscaba en la basura para encontrar algo que echarse a la boca. En casa, le obligaban a vomitar dándole sal cuando le pillaban robando comida de la despensa. Tras su muerte, el cadáver del niño permaneció durante 33 horas en la cama junto a su hermano, hasta que la madre decidió llamar al servicio de urgencias.Ahora, tras un juicio de 9 semanas y que ha sido concluido por la decisión unánime de los 12 miembros de un jurado popular, la pareja ha sido condenada a prisión de por vida. No podrán pedir régimen de libertad condicional hasta dentro de 30 años. La jueza, Justice Cox, calificó los hechos como “inimaginables actos de crueldad”.
===
FUENTE:
http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/internacional/un-nino-cara-angel-torturado-muerte-20130803


NOTA de HIRANIA: Independientemente de la intención de The Guardian al publicar esta noticia aparentemente sensacionalista… lo cierto es que cabe meditar la transcendencia ética de tan criminal comportamiento por parte de tan depravados individuos. El problema que me planteo es cómo puede repararse tamaña perversidad contyra un angelical e inocente niño. O bien tiene que haber un castigo o restauración de la justicia post-mortem del niño… o bién la única justicia humana que cabe es la pena de muerte contra los parricidas. Dado que el Sistema que subyuga al mundo “civilizado” se basa en la supresión de la pena capital (aquí capital tendría relación con caput… la cabeza que habría que cortar), la cual supresión viene determinada para dejar indefensa a la sociedad civil frente a los grandes criminales, el resultado es que el niño terriblemente asesinado cual si se tratara de un crimen ritual satanista… de alguna forma tiene que recibir justicia.
La pena de carcel, incluso siendo de 30 años de duración, aparece aquí como una burla y por otro lado supone una carga onerosa para la economia. Esa pena no cumple la función de servir de lección ejemplar para disuadir a otros criminales sino que puede convertirse de hecho en un gratuito hospedaje bastante cómodo para unos seres tan viles cuya única aspiración vital es meramente biológica o quizás zoológica.
Por supuesto que cometen crímenes incluso más atroces que el que aquí nos ocupa, pero pocos son, dentro de su aparente mínima expresión, tan elocuentes para manifestar de forma absolutamente irrebatible que, si no existiera una Justicia Divina imposible de ser burlada, el mundo actual, tan orgullosamente racionalista y pretendidamente “ateo”… no sólo no tendría sentido sino que siendo absurdo e indefendible… no queda otra solución que aceptar la evidencia de que un Bien o razón Transcendente, una Divinidad sea cual sea como sea pensada por los hombres, tiene, debe hacer justicia ante una situación de desórden que, de no ser
equilibrado, conllevaría la destrucción y muerte de todo el Cosmos ó, cuanto menos, la desaparición
de la vida humana sobre el planeta Tierra. Esta es la disyuntiva: El mundo es absurdo ó… necesariamente tiene que prevalecer el Bien sobre el Mal. En todo caso: La mirada angelical de Daniel Pelka seguirá brillando –entre los luceros y las estrellas del cielo– por toda la Eternidad…
La verdad, como la belleza, el bien, etc… aunque aparentemente, en casos particulares, se encarnen en sólo durante un corto espacio de tiempo, 4 ó 12 años quizá, en un niño, una familia o una nación… en realidad son valores eternos… pues una vez que se han realizado en el tiempo y en el espacio, incluso habiéndo desaparecido físicamente… su recuerdo queda permanentemente para siempre… pues habiendo
existido, habiendo llegado a SER, ya nunca jamás pueden ser anulados. Ese es el caso de Daniel: su sacrificio y su alma angelical están presentes, existen, viven.

…. porque si resultara que no es así, si el Mal prevalece o peor aún… si no existiera el Bien, la Belleza y la Verdad… entonces… yo no estaría escribiendo este artículo… pues es evidente que el
hombre sólo puede pensar o evocar lo que existe.

Julio Sanz, 5 de agosto de 2013

Anuncios

Acerca de hirania

i am a man!
Esta entrada fue publicada en Antropología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s