“Fábrica de Sueños”

Por su interés para entender el alcance de la propaganda ideológica del cine y concretamente de la industria cinematográfica de Hollywood, HIRANIA89 reproduce a continuación dos post, uno del blog
“ASTILLAS DE REALIDAD” y el otro del blog RAFAPAL.

http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2013/12/rafapal-decodifica-la-historia-secreta.html

sábado, 21 de diciembre de 2013

RAFAPAL DECODIFICA “LA HISTORIA SECRETA DE HOLLYWOOD”

Ayer viernes, en el centro “Salterapia”, en la céntrica Plaza de Isabel II de Madrid, nos dimos cita un grupo de “criptobuscadores” para asistir a la presentación del último libro del inquieto Rafael Palacios (Rafapal), “La historia secreta de Hollywood”, un recorrido por el reverso de esta fabulosa industria creadora de una realidad virtual que ha sido todo salvo ingenua -¿qué puede serlo ya a estas alturas?-, y que arraiga en un territorio simbólico que no es sino el de la magia: el mismo nombre de la colina que preside el emplazamiento de los grandes estudios puede traducirse como “Bosque sagrado” o “Vara sagrada”.

El libro, 470 páginas que pudieran haberse multiplicado hasta el infinito si el autor no se hubiera decidido a poner punto final, es el fruto de un año de revisión del cine “mainstream” en busca de los códigos ocultos que han hecho de él algo más que una “fábrica de sueños”: el cine facturado en esa barriada de Los Angeles que ha engullido el inconsciente colectivo de varias generaciones de espectadores ha construido una visión de la realidad que funciona como una cosmogonía, creando arquetipos que son la más exitosa realización de la ingeniería social del siglo XX.

En la gran pantalla (y en su hermana pequeña, la televisión) hemos vivido experiencias que cristalizan en recuerdos más sólidos aún que muchos de los fabricados por nuestras propias vivencias. El cinematógrafo es un gigantesco generador de mitos que moviliza la identificación del espectador en una suerte de hipnosis que anula la conciencia de éste, trastocando su identidad y absorbiéndole en la ficción. No es casual que la portada elegida para el libro sea una imagen de la película “La rosa púrpura de El Cairo”, en la que Woody Allen juega a desdibujar los límites entre la realidad y la ficción, sumiendo a su protagonista en un ensueño que la compensa de su grisácea existencia en el mundo que llamamos “real”.

Rafapal comenzó la presentación de ésta, su última criatura, recordando la nada casual coincidencia entre los dos centenarios que justo ahora se conmemoran: la instauración de la Reserva Federal americana, monopolizadora de una emisión centralizada de dinero en la que hay que buscar el origen de la crisis financiera actual, y la emigración a la Costa Oeste del país de un grupo de empresarios que, inicialmente ajenos a toda ambición artística, vieron en las películas un negocio colosal, imposible de desarrollar en el Este dado que allí la patente del cinematógrafo estaba en manos de un Edison nada dispuesto a compartirla.


Rafapal en un momento de la presentación de su libro
Estos pioneros, mercaderes judíos prácticamente en su totalidad, acabaron por constituirse en un auténtico cártel de productoras que volcaron en su producto los traumas colectivos del pueblo hebreo de un modo al menos tan exitoso -dado que tendemos a identificarnos con quien sufre- como el generado por la lectura de la Biblia: la búsqueda de la tierra prometida (“leit motiv” de todo el western clásico) y del éxito a cualquier precio, la sensación de verse rechazado, una visión neurótica del mundo de la pareja, etc.

Como eje de este imaginario, y modelo de identificación emocional, nació el “star system”, que convirtió a los actores en personajes familiares para el público, a la vez que enlazaba de un modo sorprendente sus personajes en la pantalla con sus vidas reales, como si talentosos guionistas fuesen, a la par que urdidores de historias, los demiurgos que tiran de los hilos de estas marionetas de carne, frecuentemente seres desarraigados o traumatizados, cuando no sometidos a abusos y disociación de personalidad (desde las divas del cine mudo hasta una Miley Cyrus en precoz decadencia, muchas estrellas de la pantalla han sido víctimas de una programación completa de su imagen, vida e identidad que las ha despersonalizado, dejándolas inermes ante las adicciones, la depresión o el suicidio). El “star system”, como Saturno, ha devorado frecuentemente a sus hijos.

El libro recorre diferentes hilos narrativos -“como una alfombra persa”, señaló el autor- para mostrar el envés de ese mundo de celuloide que nos ha proporcionado entretenimiento, pero también nos ha habituado a los cambios que luego vendrían, nos ha advertido -como en el profético cine de Kubrick- de los planes de la Élite o ha hecho brotar a líderes huecos pero efectivos, desde ese limitado actor llamado Ronald Reagan hasta un Obama que fue -literalmente- entrenado por el actor Harry Lennix para convertirse en presidente (como sentenció irónicamente Rafapal, “Si la profesión del político es fingir, ¿quién mejor que un actor para desempeñarla?”)

En el mefistotélico pacto realizado entre nuestro subconsciente y los mercaderes de sueños, hemos pagado nuestra parte dejándoles encauzar nuestras expectativas, dirigir nuestra visión del mundo y, por crudo que parezca, permitiéndoles empujarnos a traumas y decepciones colectivas de las que algún día la psiquiatría tomará conciencia.

Cuando esto ocurra, será gracias a la labor de este exigente periodista digital, amigo de la verdad e intérprete de mensajes que todos tenemos ante nosotros, pero que muy pocos saben leer.

%%%%%%%%%%%%%%

2 comentarios:

Anónimo21 de diciembre de 2013 21:41
Estuve allí y has resumido perfectamente el evento. Desde la página de Rafapal, al que sigo desde hace años, he descubierto la tuya. La primera impresión es muy satisfactoria.
Saludos
Carlos

julio sanz29 de diciembre de 2013 16:05
un dato interesante que aportó una persona presente en el acto de presentación del libro: A la industria del cine de Hollywood dedicó el escritor soviético Ylya Ehrenburg un libro-denuncia titulado: “Fábrica de Sueños”. Desde su punto de vista stalinista quería decir que el cine de Hollywood influye podersosamente en la mentalidad de cientos de millones de personas de todo el mundo. Opino que esa denuncia hoy es más vigente que hace 70 años, pues el cine europeo, japonés, indio, etc.
apenas tiene relevancia en Occidente.

FUENTE:

http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2013/12/rafapal-decodifica-la-historia-secreta.html?showComment=1388329550894#c7718418153113659417

&&&&&&&&&

Hace ya muchos muchos años, seguramente desde que comencé este camino investigativo, me di cuenta de que en las películas estaba codificado el plan maestro de los magos negros que dirigen el Planeta. Desde ese tiempo, siempre había soñado con poder dedicar unos cuantos meses a volver a ver las películas más importantes de la historia y descodificar -a la luz de lo que ahora sé- lo que estaban contando en realidad.
Pero había demasiadas cosas que hacer: en aquellos años en los que estaba solo, no sólo me tocaba mantener la antorcha encendida de la contraparte a las noticias oficiales, sino que tenía que traducir vídeos, más tarde coordinar traducciones y hacer una ingente labor de conexión de personas, responder a gente, dar confianza. En fin, tejer la Red que ahora existe. Decenas de correos que contestar, artículos que leer… ¡Y además, sacar tiempo para escribir algún articulito con el que ganarme la vida!
Era imposible, evidentemente, porque una investigación como la que soñaba efectuar requería una dedicación casi exclusiva para ver películas, tomar notas, investigar las vidas de actores y directores hasta componer el puzle del verdadero objetivo del cine. Una soledad.
El caso es que, después del fiasco del 21 de diciembre, me encontré desolado y sin motivación y, de repente, aquel viejo sueño vino a mi mente y el día 1 de enero del 2013, empecé a diseñar lo que sería “La Historia Secreta de Hollywood”. Empecé a visitar las casas de amigos con una buena videoteca y a llevarme decenas de películas a casa, con un criterio bien claro: no iba a ver las películas que a mí me gustaran ni las mejores sino aquellas emblemáticas, las que ayudaron a construir el imaginario colectivo del siglo XX. Eso era al principio, claro.
En una semana me pegué el empacho de meterme veintitantas películas de Woody Allen y fui ampliando visitas a las bibliotecas del barrio y viendo algunas por Internet, mientras iba tomando notas sobre cosas curiosas en el contexto temporal en el que se estrenó la película, parándola para copiar diálogos e investigando las vidas de directores y actores para relacionarlos con las películas que hicieron.
El resultado es (creo) un resumen de la historia del cine como nunca se ha hecho y como (creo) nunca se hará. Porque en lugar de hablar del cine como arte, este libro explica la influencia del arte del siglo XX por excelencia en nuestras vidas. Cómo nos ha influido en nuestra forma de ser y en lo que consideramos realidad… y ficción. Todo ello, aderezado con profusión de datos pero integrados en el relato… y algunos sabrosísimos cotilleos bien extendidos por Hollywood cotejados a la luz de la historia ya admitida (pero desconectada hasta ahora).
Como decía en la publicidad que he puesto en la web, este libro tiene la particularidad de que se lo podrás comprar a tu padre, tu hermana o un amigo escéptico, porque está tan repleto de anécdotas y hechos curiosos de los personajes y películas que todos conocemos, que es el típico del que sacarás mil chascarrillos para contarlos en tus conversaciones con amigos, en los bares… Vamos, que en ese sentido es tremendamente “comercial”. Ava Gardner, Rita Hayworth, Marlon Brando, Kubrick, Spielberg, Johnny Deep, Angelina Jolie, Robin Williams, De Niro, Al Pacino, Hitchcock, Marilyn, Garbo, Dietrich… Y una auténtica tesina sobre Woody Allen que es el psicoanálisis definitivo al pueblo judío y que explica su manera de pensar… y de sentir.
Pero claro, hay más… mucho más… Como en todo lo que hago, hay varias “lecturas” y la más profunda de ellas, llega al inconsciente colectivo de la Humanidad y al Poder en sí mismo.
Y del epílogo, para qué contaros. Con el libro ya acabado, un jueves pensaba que debía haber visto Hook (Peter Pan en versión Spielberg) pero no la encontraba por Internet… Bueno, pues justo ese domingo siguiente la pusieron creo que en Telemadrid! ¡Me “la colocaron” delante!!
El broche de oro. Ya veréis. Descodificación psicoanalítica de muchísimos quilates porque explica el asunto más oscuro de este Planeta: la desaparición de niños.
Podéis comprarlo en papel, escribiendo a periodico@rafapal.com
La versión electrónica estará el lunes y a las tiendas llegará, seguramente, después de año nuevo. Como decía en la publicidad que he tenido estos meses, este libro lo puede leer todo el mundo: ¡un excelente regalo de navidad! ¡470 páginas muy gráficas y con letra grande!

PD: El blog “Astillas de realidad” hace una reseña del libro esta misma mañana.

FUENTE:

http://www.rafapal.com/?p=23802

Anuncios

Acerca de hirania

i am a man!
Esta entrada fue publicada en Antropología, Cultura, Simbolos, sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a “Fábrica de Sueños”

  1. hirania dijo:

    Escritor ruso de origen judío, Iliá Gregórievich Ehrenburg abordó el tema del cine en 1931 como una industria movida por los intereses de los grandes capitales, y como “fábrica de sueños” en la que se producían “películas adormecedoras de la conciencia que embrutecían a millones de personas”. Fallecido en Moscú en 1967, si Ehrenburg levantara la cabeza en la actualidad posiblemente confirmaría todas sus teorías a la vista de los engendros que suelen liderar las taquillas de todo el globo. Y se volvería a tumbar satisfecho.

    http://www.proscritos.com/larevista/notas.asp?num=27&d=c&s=c2&ss=1

  2. julio sanz dijo:

    Como sé que a Raquel, mi profesora de inglés, gran amante del cine, le gustará leerlo, le recomiendo que lea el libro del periodista Rafael Palacios “Historia secreta de Hollywood”. Se puede encontrar en
    Librería Barbarroja
    libreriabarbarroja.com
    Calle Azcona, 64, Local CP-28028 Madrid. Teléfono: 91 356 68 23 y 687 156 184

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s